Olvidar

Un camino largo y difícil repleto de baches que te empujan a volver a caer y de donde solo los valientes logran escapar. Sientes el peso de las oxidadas cadenas que tiran de ti hasta las profundidades de la noche. El chillido que producen es ensordecedor, pero tú ya no oyes nada, solo eres vaga niebla en la oscuridad.

Y tratas de reptar arañando las piedras, pero la tierra te cubre  y ya no puedes ver, ni gritar, ya no puedes ni respirar. Y te rindes, caes en el frío suelo y dejas que una capa de recuerdos te sepulte eternamente.

Pero lloras, y son las lágrimas que humedecen el terreno las que te liberan de la condena. Mueves una mano, la arena se desliza por tus dedos  y tus ojos se abren mientras tus pestañas arrojan el polvo al cielo, y exhalas lo que parece aire,  pero es la certeza de que ahora todo vuelve a empezar.

Te sientes puro e intacto, lleno de ilusión, porque lo que parecía el fin, solo era la metamorfosis, al igual que una mariposa  que renace más hermosa. Olvidar es un proceso muy lento que te envenena por dentro hasta matar y de donde solo los valientes logran escapar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s